¿Qué tipo de faja necesito?

14 de mayo de 2019

Lo primero de todo, antes de comprar una faja reductora hay que saber cuándo la vas a usar, dónde y cómo funcionan. De esta manera escogerás tu faja reductora correctamente ya que tenemos diferentes tipos de fajas para cada situación y actividad. Veamos cual te conviene mejor según tus necesidades de uso:

Faja reductora de uso diario: Esta faja es ideal para usar durante el día a día, ya que su comodidad y materiales nos permiten usarla mientras hacemos tareas del hogar, estando en el trabajo o haciendo la compra en el supermercado. Si tu objetivo es usar la faja moldeadora cada día y por largas sesiones de tiempo, esta es tu faja.


Faja reductora para hacer deporte: Si tu objetivo es usar la faja mientras haces deporte, lo ideal es que elijas este tipo de faja deportiva. Sus materiales son muy resistentes a la vez que flexibles, permitiéndote realizar cualquier tipo de deporte con la faja puesta sin que nadie lo note. Si solo tienes pensado usar la faja reductora mientras haces deporte, esta es tu elección.


Faja reductora para después del embarazo: Si acabas de dar a luz por parto vaginal o cesaría, lo más recomendable es que escojas una faja post parto. Este tipo de fajas sirven para ayudarte a reducir la tripa y te ayudaran a conseguir que el estómago y los músculos abdominales se recuperen antes.

fajasreductoras